LA EXPERIENCIA DE TRABAJAR EN UN GRAN EVENTO

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Actualidad

Trabajar en un gran evento

Decía Carlos Gardel en esa preciosa canción que nos emocionó a muchos en una de las películas clave de la carrera de Pedro Almodóvar, ‘Volver’, que 20 años no es nada, pero lo cierto es que dos décadas dan para mucho… En ese tiempo, como profesional de los servicios audiovisuales, uno aprende a sacar adelante infinidad de trabajos parecidos entre sí frente a otros en los que es inevitable sentir mariposas en el estómago debido a su envergadura.

Porque, seamos sinceros, ponerse al frente de un gran evento supone tratar con una presión mayor al tener que lidiar con factores como la organización de un gran equipo, el análisis de sistemas y la anticipación ante posibles inconvenientes. Todo ello supone una gran parte del tiempo que inviertes en el proyecto.

Lo más importante es tener lo más claro posible qué tipo de trabajo vamos a abordar, algo que en ocasiones no nos queda claro hasta el último minuto, sobre todo si se trata de una grabación televisada en directo. Acudir con diferentes sistemas es recomendable, ya que el cliente puede cambiar de opinión en el último segundo, algo para lo que necesitaremos capacidad de reacción y, sobre todo, una batería extra de teléfono bien cargada.

Producción técnica

Hay que tenerlo claro: cuando se realizan montajes de peso es más que probable que surjan problemas técnicos debido a la intervención de un gran equipo de personas que, por el mero hecho de ser humanos, pueden cometer errores o enfrentarse a una máquina que ese día decide dejar de funcionar. Mantener la calma y la cabeza fría es básico para actuar de la mejor manera posible. Aunque no lo creas, reaccionar sin pensar en lo que se hace es un error fatal: ser conscientes de lo que está pasando y buscar la mejor solución requiere de reflexión. Tres pasos: pensar, dar con la respuesta correcta y actuar. Esa es una de las grandes lecciones que da la experiencia.

Tampoco hay que olvidar la responsabilidad de saber que formas parte de un gran proyecto. Esta profesión te permite participar en momentos que pueden llegar a ser históricos, algo que precisa de un compromiso. No se trata de pensar que nos están viendo millones de personas cuando, por ejemplo, trabajemos en una final de la Champions, pero hay que saber que cuando la luz roja se enciende debes dar lo mejor de ti para que todo salga perfecto. Ese gusanillo que sientes no desaparece con los años.

Tras dejarse la piel en una producción de estas características, y antes de que llegue el agotamiento, la satisfacción y los momentos de diversión con los compañeros suponen una liberación de toda la tensión acumulada en un momento al que podemos denominar descompresión, tras lo que aparece una sensación de orgullo por haber hecho tu trabajo lo mejor posible y por sentir, una vez más, que estás en el camino que siempre habías querido recorrer.

EL ARTE DE LA PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Actualidad

Trabajando en 'Late Motiv'

Aunque hablar de producción audiovisual pueda parecer un tema lejano para el gran público, esa suposición da un vuelco con una sola pregunta: ¿cuántas horas de productos audiovisuales consumes cada día? Los dispositivos electrónicos, la televisión, la publicidad y el cine se cruzan en nuestro camino continuamente, tras lo que se esconde un gran engranaje de producción en el que se reúnen tareas como el trabajo técnico, el desarrollo de guiones, las grabaciones, la realización, la postproducción, la promoción…

El papel de los productos audiovisuales en la actualidad es básico, persiguiendo siempre la sorpresa e impacto del público en un mundo cada vez más competitivo y en el que todo ocurre demasiado rápido. Por suerte, en España abundan los profesionales que desempeñan tareas de realización y producción en todo tipo de soportes informativos que dominan áreas como la dirección, la realización, la producción y la gestión audiovisual, un campo en el que habitualmente participamos colaborando en la parte técnica.

De la buena elaboración y planificación de contenidos depende que salgan adelante buenos formatos que sorprendan al público, teniendo siempre en cuenta las necesidades industriales, comerciales, de entretenimiento, culturales o artísticas, variables con las que se trabaja en los planes de trabajo de medios como el cine o la televisión. De los asistentes de grabación en exteriores a los productores generales, todo el equipo humano es básico en este tipo de grabaciones, donde se distinguen tres frases que atraviesa toda pieza audiovisual: la preproducción (planificación), el rodaje (producción-ejecución) y la postproducción (montaje y edición).

Trabajando tras las cámaras

Cada pieza sigue, eso sí, un proceso de producción diferente: no tiene nada que ver la línea temporal que se sigue en la retransmisión de un evento deportivo con la que vivimos en la grabación de un programa de tira diaria. Lo que no cambia es el hecho de que en ambas es indispensable el papel de la producción, lo que garantiza una realización de calidad antes de su lanzamiento.

Al igual que ocurre en otros tantos sectores, en producción es esencial un plan estratégico, el control de recursos, la negociación de tareas y la dinamización del grupo de trabajo para que todo fluya de la mejor manera posible. La rapidez a la hora de resolver incidentes también es clave en un mercado en el que ninguna grabación es igual a la anterior, algo que también motiva a aquellos que dedican su vida a ello.

LA MICROFONÍA AXIENT DE SHURE CAMBIA LAS REGLAS

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Productos

Receptores Shure Axient AD4D AD4Q

El alquiler y montaje de sistemas de audio es uno de los servicios estrella que ofrecemos en Alter3sesenta. No en vano, nuestros inicios en esta profesión fueron justo en este ámbito, donde el amor por la música se transformó en la necesidad de dominar la ciencia de la acústica y el espectro sonoro. De hecho, es raro que en los eventos y producciones en los que trabajamos no realicemos alguna instalación relacionada con el sonido. Hoy os queremos hablar de los sistemas de microfonía inalámbrica de la marca Shure.

La tecnología inalámbrica está en continua evolución, llegando a tener una gran calidad que la convierte en una opción habitual debido a su limpieza a la hora de su montaje y uso. Eso sí, no podemos decir que haya superado la fiabilidad de un cable, debido a que la conexión directa de un micrófono a los sistemas de control mediante esta vía siempre es más segura que una transmisión inalámbrica, ya que esta última se expone a más agentes que pueden afectar a la señal. Por eso es imprescindible apostar por sistemas inalámbricos de alta calidad.

En Alter3sesenta sabemos que la mayoría de nuestros clientes apuestan por este tipo de microfonía, por lo que necesitamos equipos que nos garanticen su absoluta eficiencia, algo que sin duda consigue la gama más alta de una de las marcas punteras en el mercado, Shure, que ha dado un paso gigante mediante el lanzamiento de los sistemas Axient. La adquisición de seis unidades de Shure Axient ULX-D nos permite ofrecer a nuestros clientes un sistema de alta gama.

Shure ADX1M

Es un hecho que uno de los problemas habituales de los productos inalámbricos son los fallos de radiofrecuencia (RF), algo que ocurre cuando la radiotransmisión entre micrófono y receptor se rompe, provocando cortes que pueden llegar a la anulación total de la transmisión. Es habitual escuchar aquello de que a pesar de estar probando durante toda la mañana, en el momento clave la radiofrecuencia se ve comprometida. Cuando esto ocurre, el desastre es inminente….

¿Significa esto que la microfonía inalámbrica no es segura? Lo que sucede más bien es que es difícil de prever lo que puede ocurrir en el espectro de RF. En citas de gran envergadura, como eventos deportivos con audiencias millonarias o galas de la talla de Eurovisión, se cuenta con empresas especialistas que realizan un estudio previo de las necesidades del evento y se encargan de asignar las frecuencias a cada empresa, vigilando que nadie trabaje en los rangos de radiofrecuencia designados, llegando a denunciar si lo consideran oportuno. Esto sólo ocurre en celebraciones con un gran presupuesto, debido al elevado coste que implica. A pesar de todo, siempre hay riesgos que asumir. Es habitual que los periodistas que llegan a una cita en el último momento activen sus propios sistemas de transmisión, convirtiendo una frecuencia limpia que tú habías escogido en una sucia, generando un problema difícil de remediar sin parar el evento.

Conscientes de este tipo de cuestiones, los sistemas ULX-D de Shure realizan sus transmisiones de forma digital e incluso cifrada, discriminando otras que haya alrededor, evitando así multitud de interferencias. Por otra parte, la posibilidad de incorporar cuatro antenas nos permite pasar de una tecnología diversity a una quadiversity, disponiendo del doble de antenas con la mitad de riesgo. Además, gracias al sistema AXT-610 Showlink, tanto los transmisores como los receptores se comunican por Wifi a través de un canal alternativo al del audio. En esas pruebas de las que hemos hablado hace un momento se memorizan varias frecuencias óptimas en los receptores y en el software, y en caso de que tengamos un problema de interferencias en un directo podríamos cambiar la frecuencia en tiempo real, sin tener que ir a buscar la petaca transmisora.

Shure AD610

Gracias al sistema AXT-610 Showlink y al software Workbench tenemos acceso a todo lo que sucede en el espectro, minimizando el riesgo de fallo. Incluso podemos ir más allá haciendo uso del sistema AXT-600 Spectrum Manager, que analiza el espectro de forma automática y, en caso de encontrarse con algún problema, adjudica por sí mismo frecuencias libres a los diferentes transmisores y receptores sin que nadie se percate de ello.

La opción de seleccionar dos frecuencias de transmisión y otras dos de recepción para el mismo micrófono permite que, en caso de que falle una de ellas, podamos contar con otra. Y no podemos olvidarnos de sus transmisores ADX1M, que dejan de lado las antenas de transmisión externa para incorporar un sistema de antena interna muy útil en grabaciones de cine o producciones en los que los sistemas deben esconderse, algo que además evita las roturas a las que toda empresa del sector hemos tenido que enfrentarnos…

En definitiva, hablamos de un cambio radical a la hora de trabajar el sonido en un evento en el que no tenemos el control de las frecuencias autorizadas para transmitir, cumpliendo con los más altos estándares de la industria y aportando una serie de funciones que ofrecen garantías plenas en cualquier tipo de producción. Gracias a nuestras últimas adquisiciones de Shure, podemos decírtelo con toda confianza: tu evento va a sonar mejor que bien.

PHONAK TRIUNFA EN LOS PREMIOS GOYA

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Actualidad, Productos

Triunfaron ‘El reino’ y ‘Campeones’, las dos grandes favoritas que coparon los titulares en todos los medios durante los días anteriores. La 33 edición de los Premios Goya del cine español se celebró el pasado sábado 2 de febrero en el Palacio de Congresos y Exposiciones (FIBES) de Sevilla, donde más de 3,8 millones de espectadores (26,2 % de cuota media de pantalla, la mejor desde el año 2010) pudieron disfrutar de una gala creada para reconocer a los mejores artistas de nuestra cinematografía.

La mayoría de los 168 nominados asistieron a una cita que salió por segunda vez en su historia de Madrid, desplazándose a la capital andaluza junto a un despliegue técnico y humano a la altura de la magnitud del evento. Esta vez, en Alter3sesenta tuvimos el placer de formar parte de la noche con unos sistemas tan peculiares como discretos, pero sobre todo imprescindibles en una grabación televisada en vivo. Hablamos de los dispositivos Phonak, a los que muchos conoceréis como pinganillos.

La comunicación entre los distintos departamentos técnicos y el personal de regiduría, así como entre la realización de la gala y los presentadores, son de vital importancia en una cita de este calibre, donde el uso de esos aparatos es necesario para que todo fluya. Mientras que la parte técnica hace uso de intercomunicadores de todo tipo (ya sean inalámbricos, de cable, walkies-talkies…), cuando hablamos de los presentadores la cosa cambia, ya que deben transmitir la información necesaria logrando que el aparato que llevan en el oído pase desapercibido para el espectador.

Gracias a su uso, el portador recibe diferentes indicaciones durante la grabación, ya sea ante imprevistos como un vídeo que aún no está preparado o en momentos medidos al milímetro como el paso a la publicidad. Es, por tanto, un elemento básico en la conducción de un programa de televisión, y muchos saben que pocos aliados encontrarán mejores que el Phonak, un diminuto receptor inalámbrico del tamaño de la yema de un dedo que se introduce en un oído y desaparece ante la cámara.

Con un alcance relativamente amplio, permite ir añadiendo repetidores de señal que van aumentando su cobertura según las necesidades del presentador. Hace unos años, la tecnología de estos sistemas se basaba en emisiones analógicas de radio, que si bien contaban con un alcance mayor también agobiaba a quien lo usaba al emitir un ruido residual continuado. Gracias a la tecnología digital, aquello es historia.

En Alter3sesenta ofrecemos varios de estos populares sistemas, entre ellos, los Phonak Roger, que funcionan con transmisión digital, suprimiendo cualquier ruido de fondo hasta el punto de que los presentadores se olvidan de llevarlos encima y hay que perseguirles tras una grabación. En la última edición de los Goya, Andreu Buenafuente y Silvia Abril utilizaron dos de ellos para conducir la gala, algo que agradecemos y en lo que tuvo que ver la agilidad de una velada que dejó momentos tan emocionante como el precioso (y viral) discurso ganador del actor de ‘Campeones’ Jesús Vidal y una espectacular actuación de Rosalía. Una noche para el recuerdo en la que Phonak tuvo mucho que ver.