UN ÉXITO LLAMADO PUFFERSPHERE

Publicada en Publicada en Productos

Lograr que un evento sea inolvidable no es tarea fácil en tiempos en los que toda empresa o particular decide celebrar cualquier éxito que se precie. Cada semana, las grandes ciudades acogen decenas de presentaciones en las que las bandejas de comida entran y salen, los DJs pinchan música con mayor o menor acierto y los invitados comentan, se fotografían y a veces hasta se desconciertan si descubren algún elemento que les llame la atención.

De convertirse en el centro de todas las miradas saben bien nuestros sistemas puffersphere, producto estrella que enamora a primera vista en presentaciones, siendo incluso interactivos, en función de las necesidades organizativas. Originarias de la ciudad de Edimburgo, estas esferas están diseñadas y fabricadas por la empresa Pufferfish Creadas para funcionar con un proyector que incorpora una lente 360º, su imagen se expande alrededor de la pieza, dejando a todos con la boca abierta. Las tienes de diferentes diámetros, de los 60 centímetros a los tres metros, aunque esta última opción está descatalogada. Opciones intermedias serían las de 120-160 centímetros, siempre en función del uso que quieras darles.

Contar con ellas supone, ante todo, apostar por el elemento sorpresa. El público no está habituado a visualizar contenido multimedia en un sistema esférico y se extraña. El lanzamiento de mensajes cortos, sencillos y directos permite a la marca el uso de lemas corporativos que quedan grabados en la memoria de los asistentes. Dejando de lado el uso típico de las pantallas planas, los pufferspheres provocan hasta un 65% más de impacto.

Por experiencia podemos decirte que estas esferas se convierten en la joya de la corona en ferias y eventos corporativos, dotándolos de una imagen de elegancia y poder gracias a su capacidad de distinción. Y eso es algo que adoran las grandes marcas, que utilizan estos sistemas en multitud de campañas con las que potenciar sus productos y dejar huella en clientes y consumidores.

Además de la proyección básica, a la bola se le puede incorporar un anillo de sensores que convierte su superficie en una pantalla táctil a modo de tablet, lo que nos facilita navegar por diferentes contenidos en una divertida experiencia de usuario. Así, las posibilidades de asombro se amplifican, siempre al servicio de las ideas de cada compañía. Mostrar una galería de fotos, diferentes vídeos o avanzar y retroceder por la historia de una marca son sólo algunas de las opciones posibles.

Si tienes en mente celebrar por todo lo alto un evento, quizá hayas encontrado justo lo que buscabas. Desde la compañía proporcionamos todo el proceso de alquiler y diseño del sistema, profundizando en la programación de la interactividad si fuese necesario. Con puffersphere y Alter3sesenta tendrás, sin duda, un evento redondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.