FORMARSE EN PRODUCCIÓN TÉCNICA

Publicada en Publicada en Actualidad, Estudios

La situación suele ser siempre la misma: alguien se acerca, sorprendido, ante el despliegue humano y técnico que hay en el evento, la grabación o el rodaje al que asiste y nos confiesa que nunca se habría imaginado que habría tanto trabajo detrás. No se equivoca. El éxito de una producción no es cuestión de magia, sino de contar con una base sólida en la que tiene mucho que ver el equipo que se encarga de que todo esté listo cuando el público se entrega al disfrute. Desde la ideación del proyecto hasta el control durante la celebración, el técnico es una figura clave para que todo salga perfecto.

Del control de sonido a los planos que se escogen, pasando por la iluminación o la buena comunicación a través de pinganillos, hablamos de tareas de las que se ocupan esas personas que saben que la producción audiovisual es todo un arte en el que la planificación, la ejecución y la edición son aspectos claves para que un evento brille con luz propia. ¿Pero cómo se forma alguien en España para dedicarse a ello?

El nuestro es un sector en el que la práctica tiene mucho más peso que la teoría, algo por lo que es fácil cruzarse con grandes profesionales que no han tenido la oportunidad o el deseo de cursar Comunicación Audiovisual, la carrera universitaria más próxima a las labores de producción. Y quienes sí lo hacen muchas veces se quejan de la falta de horas que se dedican al trabajo de campo, algo imprescindible cuando se va a vivir entre sistemas que hay que saber manejar al dedillo.

Las titulaciones de grado medio y superior son, en estos momentos, unas de las más aconsejables a la hora de formarse en producción, con distintas opciones públicas como Técnico Superior en Producción de Audiovisuales y Espectáculos o su variante, Técnico Superior en Sonido para Audiovisuales y Espectáculos. Los apasionados por la luz tendrán su sitio en el título de Técnico Superior en Iluminación, Captación y Tratamiento de Imagen. Durante 2000 horas, los estudiantes aprenden a desenvolverse con recursos materiales, técnicos y humanos de cara a proyectos en los que a menudo realizan prácticas que hasta les puede llevar a un contrato posterior.

Entre los nombres de centros que destacan se encuentra el de la Escuela Superior de Comunicación, Imagen y Sonido (CEV), donde se ofertan los programas mencionados con un profesorado de calidad y un ambiente en el que es habitual generar sinergias de cara a proyectos futuros. El SAE Institute, por su parte, es uno de los lugares más prestigiosos en cuanto a producción musical, con sedes en Madrid y Barcelona enfocadas en enseñar las habilidades y conocimientos necesarios en el mundo de la ingeniería de sonido, con una fuerte orientación práctica. Los precios, eso sí, se elevan.

Por suerte o por desgracia, nuestro futuro laboral dependerá más de cómo sepamos movernos y del tiempo de dedicación práctica que realicemos – tanto dentro como fuera de las aulas – que del lugar donde nos formemos y su metodología. Escuchar a quienes ya han transitado ese camino (por aquí uno, dos y hasta tres ejemplos) y documentarnos bien sobre todas las posibilidades a tu alcance te servirán para convertirte en un referente en el sector que amamos y al que nos dedicamos en Alter3sesenta. Y recuerda: tras las cámaras hay todo un equipo dejándose la piel. ¡Lo sabemos de buena tinta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.