LA MICROFONÍA AXIENT DE SHURE CAMBIA LAS REGLAS

Publicada en Publicada en Productos

Receptores Shure Axient AD4D AD4Q

El alquiler y montaje de sistemas de audio es uno de los servicios estrella que ofrecemos en Alter3sesenta. No en vano, nuestros inicios en esta profesión fueron justo en este ámbito, donde el amor por la música se transformó en la necesidad de dominar la ciencia de la acústica y el espectro sonoro. De hecho, es raro que en los eventos y producciones en los que trabajamos no realicemos alguna instalación relacionada con el sonido. Hoy os queremos hablar de los sistemas de microfonía inalámbrica de la marca Shure.

La tecnología inalámbrica está en continua evolución, llegando a tener una gran calidad que la convierte en una opción habitual debido a su limpieza a la hora de su montaje y uso. Eso sí, no podemos decir que haya superado la fiabilidad de un cable, debido a que la conexión directa de un micrófono a los sistemas de control mediante esta vía siempre es más segura que una transmisión inalámbrica, ya que esta última se expone a más agentes que pueden afectar a la señal. Por eso es imprescindible apostar por sistemas inalámbricos de alta calidad.

En Alter3sesenta sabemos que la mayoría de nuestros clientes apuestan por este tipo de microfonía, por lo que necesitamos equipos que nos garanticen su absoluta eficiencia, algo que sin duda consigue la gama más alta de una de las marcas punteras en el mercado, Shure, que ha dado un paso gigante mediante el lanzamiento de los sistemas Axient. La adquisición de seis unidades de Shure Axient ULX-D nos permite ofrecer a nuestros clientes un sistema de alta gama.

Shure ADX1M

Es un hecho que uno de los problemas habituales de los productos inalámbricos son los fallos de radiofrecuencia (RF), algo que ocurre cuando la radiotransmisión entre micrófono y receptor se rompe, provocando cortes que pueden llegar a la anulación total de la transmisión. Es habitual escuchar aquello de que a pesar de estar probando durante toda la mañana, en el momento clave la radiofrecuencia se ve comprometida. Cuando esto ocurre, el desastre es inminente….

¿Significa esto que la microfonía inalámbrica no es segura? Lo que sucede más bien es que es difícil de prever lo que puede ocurrir en el espectro de RF. En citas de gran envergadura, como eventos deportivos con audiencias millonarias o galas de la talla de Eurovisión, se cuenta con empresas especialistas que realizan un estudio previo de las necesidades del evento y se encargan de asignar las frecuencias a cada empresa, vigilando que nadie trabaje en los rangos de radiofrecuencia designados, llegando a denunciar si lo consideran oportuno. Esto sólo ocurre en celebraciones con un gran presupuesto, debido al elevado coste que implica. A pesar de todo, siempre hay riesgos que asumir. Es habitual que los periodistas que llegan a una cita en el último momento activen sus propios sistemas de transmisión, convirtiendo una frecuencia limpia que tú habías escogido en una sucia, generando un problema difícil de remediar sin parar el evento.

Conscientes de este tipo de cuestiones, los sistemas ULX-D de Shure realizan sus transmisiones de forma digital e incluso cifrada, discriminando otras que haya alrededor, evitando así multitud de interferencias. Por otra parte, la posibilidad de incorporar cuatro antenas nos permite pasar de una tecnología diversity a una quadiversity, disponiendo del doble de antenas con la mitad de riesgo. Además, gracias al sistema AXT-610 Showlink, tanto los transmisores como los receptores se comunican por Wifi a través de un canal alternativo al del audio. En esas pruebas de las que hemos hablado hace un momento se memorizan varias frecuencias óptimas en los receptores y en el software, y en caso de que tengamos un problema de interferencias en un directo podríamos cambiar la frecuencia en tiempo real, sin tener que ir a buscar la petaca transmisora.

Shure AD610

Gracias al sistema AXT-610 Showlink y al software Workbench tenemos acceso a todo lo que sucede en el espectro, minimizando el riesgo de fallo. Incluso podemos ir más allá haciendo uso del sistema AXT-600 Spectrum Manager, que analiza el espectro de forma automática y, en caso de encontrarse con algún problema, adjudica por sí mismo frecuencias libres a los diferentes transmisores y receptores sin que nadie se percate de ello.

La opción de seleccionar dos frecuencias de transmisión y otras dos de recepción para el mismo micrófono permite que, en caso de que falle una de ellas, podamos contar con otra. Y no podemos olvidarnos de sus transmisores ADX1M, que dejan de lado las antenas de transmisión externa para incorporar un sistema de antena interna muy útil en grabaciones de cine o producciones en los que los sistemas deben esconderse, algo que además evita las roturas a las que toda empresa del sector hemos tenido que enfrentarnos…

En definitiva, hablamos de un cambio radical a la hora de trabajar el sonido en un evento en el que no tenemos el control de las frecuencias autorizadas para transmitir, cumpliendo con los más altos estándares de la industria y aportando una serie de funciones que ofrecen garantías plenas en cualquier tipo de producción. Gracias a nuestras últimas adquisiciones de Shure, podemos decírtelo con toda confianza: tu evento va a sonar mejor que bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.